Un recuerdo: Cecilia y Vero Gali, con sus alumnos del colegio Pillicao, en Parque Aldama. Tuvieron talleres y se quedaron a dormir.